Facebook

Twitter

Linked In

Una mirada joven para sentirte joven

Una mirada joven para sentirte joven

Cuando alguien pone los ojos en ti y te mira, se trata de una mirada. Cuando las personas sueñan despiertas, a menudo miran a lo lejos sin centrarse en nada. Otro tipo de mirada, sin embargo, es mirar muy fijamente a algo, como cuando miras al cielo haciendo fotos de nubes. Son cientos de momentos en los que la mirada toma protagonismo en nuestras vidas. Ahora bien, una mirada sigue siendo el reflejo de nosotros. Por eso, la recomendación de este italiano es que no dudes en ponerte en manos de la cirugía para sentirte joven.

Desde Estética Ocular nos van a contar los tratamientos que hay en el mercado para poder rejuvenecer la mirada. Y es que los párpados caídos nos dan aspecto de cansancio o somnolencia, la caída del ángulo externo del ojo da aspecto de tristeza y melancolía, la retracción palpebral propia de los problemas de tiroides da una impresión de “susto”.

Blefaroplastia

Es la cirugía estética de los párpados. Su objetivo es rejuvenecer la mirada con un efecto natural, sin cambios drásticos en la imagen y sin cicatrices visibles. La blefaroplastia es una cirugía mínimamente invasiva que se puede efectuar en párpados superiores, inferiores y combinar con otros procedimientos como cirugía de ptosis palpebral o lifting de cejas.

En los párpados superiores el objetivo es despejar la mirada. Se elimina el exceso de piel y restaura la tensión normal del músculo a través de una microincisión en el pliegue palpebral, por lo que la cicatriz es prácticamente invisible. En el caso de párpados inferiores el objetivo es eliminar bolsas y mejorar la tensión del párpado. Cuando el paciente tiene un buen tono palpebral y escasa piel redundante, la cirugía se efectúa por vía interna (transconjuntival) por lo cual la cicatriz no será visible. En el caso de pacientes con laxitud palpebral incrementada y exceso de piel, la cirugía se efectúa a través de una incisión por debajo de la línea de las pestañas (transcutánea) que nos permite asociar procedimientos de tensado palpebral para evitar el “redondeamiento” del ángulo externo del ojo.

Es normal presentar hematomas que se reabsorben durante la primera semana, momento en el que la mayoría de pacientes suele reiniciar sus actividades habituales. Durante los primeros días se recomienda no realizar esfuerzo físico intenso para evitar posibles sangrados y acelerar la recuperación. Se le indicará la aplicación frecuente de frío y una pomada antibiótica sobre la herida. A la semana se retiran los puntos. La recuperación de la blefaroplastia suele ser completa al mes, aunque la cicatriz seguirá mejorando con el tiempo hasta llegar a ser invisible.

Ojeras

Las ojeras son un motivo frecuente de consulta a cualquier edad. Es habitual que los pacientes relaten haber efectuado múltiples tratamientos sin resultado. Esto sucede porque el concepto «ojera» engloba un conjunto de alteraciones que pueden aparecer por separado o conjuntamente y si no son correctamente evaluadas no podrá corregirse el problema.

La piel del párpado es sumamente delgada por lo cual puede verse por transparencia la red vascular subyacente. Existen factores que empeoran la congestión vascular local como falta de sueño, malos hábitos alimentarios, stress, cansancio, tabaquismo alteraciones renales, hepáticas, medicaciones.

El tratamiento es corregir el trastorno de base. El frío local y los descongestivos proporcionan alivio temporal. El CO2 termal es bastante efectivo ya que mejora la oxigenación de los tejidos y la microcirculación. Además se pueden usar láser vasculares, mesoterapia con vitaminas, peelings, y en algunos casos relleno con ácido hialurónico.

Es lo que comúnmente se conoce como bolsas oculares o bolsas en los ojos. En el caso de que existan “bolsas grasas” prominentes la única solución es la cirugía. La blefaroplastia inferior corrige las antiestéticas bolsas y mejora la transición entre el párpado y la mejilla, eliminando el aspecto de cansancio de manera definitiva. El tratamiento de las ojeras requiere un diagnóstico adecuado y una especial pericia en las técnicas, ya que se trata de una zona sensible y compleja. A pesar de ello, en la actualidad contamos con nuevas terapéuticas cuyos resultados son altamente satisfactorios.

Ya has visto que rejuvenecer la mirada sin cirugía también es posible. Tratamientos innovadores con la máxima seguridad para corregir ojeras, arrugas y otros defectos del área periocular y facial. Si quieres de verdad sentirte bien, lo primero que tienes que hacer es que los demás te vean bien. Y por eso, el rejuvenecer la mirada es lo primero que puedes hacer. Ya verás cómo todo va mejor.