Facebook

Twitter

Linked In

Regalos sentimentaloides

Regalos sentimentaloides

Nuestra sociedad es consumista, y eso lo sabemos todos, incluso los que no quieren pensar mucho al respecto son conscientes de este detalle, y eso provoca que estemos comprando cosas constantemente, a veces incluso sin que nos apetezca comprarlo y sin que lo necesitemos. El ejemplo perfecto lo encontramos en los innumerables “días de…” que tenemos. Que si el día del padre, el día de la madre, el día de Navidad, el día del cumpleaños, el día del santo de tu nombre… y todos esos días tendemos a hacer regalos ¿o no? A veces totalmente inservibles.

Personalmente creo que estas cosas deberían eliminarse, más que nada porque si yo quiero regalarle algo a alguien lo haré cuando pueda permitírmelo y cuando se me ocurra qué regalar. Por ejemplo, a mi padre le encanta la fotografía y llevo años queriéndole comprarle un objetivo para la réflex que sé que quiere pero es carísimo y, por ahora, no he podido regalárselo. Pues tal vez, si no tuviera que cumplir en cada cumpleaños, santo, navidad o día del padre, podría ahorrar dinerito y regalárselo cuando me diera la gana. Él se ahorraría las corbatas, aftershave, botellas de whisky y carteras de piel que llevo comprándole años como detallito y yo me ahorraría el dinero para poder comprarle lo que realmente le quiero regalar y lo que él realmente quiere. Sin embargo así seguimos, siguiendo el camino que la sociedad ha marcado ¿por qué? pues por cobarde.

Si fuera valiente diría que todo eso me parecen idioteces y haría lo que me diera la gana pero como soy una cobarde y no quiero que se me tache de tacaña o de rara sigo regalando detallitos a familiares y amigos cuando la sociedad lo marca. Ahora bien, he llegado a una conclusión que voy a seguir a pies juntillas: no regalo idioteces.

Si es el cumpleaños de un amigo/a prefiero preguntarle a su pareja qué necesita antes que ir a comprar lo que me dé la gana para quedar bien. Es más, si hace falta se lo pregunto al propio cumpleañero con tal de no llevarle cualquier chorrada que luego no vaya a usar. Eso en cumpleaños, y con respecto a días para recordar, como los llamo yo, tipo “día de la madre”,  “bautizos”, “bodas” e incluso detallitos que traes de tus viajes al extranjero, he llegado a la conclusión de que algo sentimental es lo mejor.

Lógicamente si tienes mucha pasta esto es bastante sencillo. Por ejemplo, la hermana gemela de mi cuñada, que trabaja en marketing y gana un dineral cada mes, le regaló a la que iba a ser mi futura cuñada un precioso vestido de novia de Joana Diestre. Es perfecto porque es sentimental, un recuerdo y algo que necesita, todo en uno. Pero lo normal no es tener ese dinero disponible, además de que tampoco tenemos por qué gastarlo en cada evento al que vayamos así que veamos otras cosas más normales.

Por ejemplo, ahora se acerca el día de la madre y si le compro un bote de colonia que le guste seguro que estará igual de contenta y feliz que si le regalo cualquier otra cosa pero yo quiero que sea un recuerdo del día de la madre del año 2019 así que como yo también voy a ser mamá por primera vez este año (aunque hasta julio no lo seré oficialmente), voy a comprar dos, dos de estas pulseras personalizadas para madres, probablemente la que tiene las huellas de los pies que es la que más gracia me ha hecho. En una huella mandaré que inscriban mi nombre, y en la otra el de mí futura hija, y por detrás el año 2019. Ese será el regalo de mi madre y exactamente el mismo con el nombre de mi pareja será el regalo del día de la madre para mi suegra. Perfecto ¿no?

Otros regalos sentimentales

Normalmente regalar a los padres cosas de este tipo sentimentaloide es mucho más fácil que hacerlo con amigos y amigas, por eso os traigo algunas ideas especiales para vuestros compromisos amistosos en cumpleaños y eventos similares.

  • Camisetas iguales para ti y tu amigo/a en las que, en la espalda, pueda leerse “Best Friends”
  • Un mapa del mundo de esos que rascas los países que se visitan para que señalice todos los viajes que habéis hecho juntos y los que os quedan por hacer en pandilla de amigos.
  • Una caja completa para noche de pelis, con bebidas, palomitas, chocolatinas y vuestra peli favorita para verla un día juntos.
  • Decoración con fotografías. Puedes crear la palabra “friend” o “sweet dreams” o el nombre de tu amigo/a en cartón duro y luego forrar las letras con fotografías vuestras en blanco y negro.
  • Si sois muchos amigos en el grupo in regalo perfecto es un colgante que se está poniendo de moda en forma de pizza. Puedes comprar tantos iguales como desees y regalarlos en los cumpleaños de tus amigos durante un año. Al final, todos podréis unir vuestros colgantes con trozos de pizza hasta formar una pizza completa.

¿Y a ti, qué regalos sentimentaloides se te ocurren?