Facebook

Twitter

Linked In

Consejos para encontrar una buena clínica de donación de óvulos

Consejos para encontrar una buena clínica de donación de óvulos

El número de mujeres que tienen intención de donar óvulos en nuestro país es mayor. Estamos ante un pequeño gesto con el que se hace muy feliz a las mujeres que no pueden tener hijos, tanto si tienen pareja como sino. La infertilidad es un problema que ha ido aumentando en todo el planeta, especialmente en los países desarrollados.

Las causas en este sentido son múltiples, en especial los retrasos en la edad necesaria para tener hijos, reduciendo la calidad de los óvulos, malas costumbres o incluso la genética. Uno de los problemas más importantes es que el altruismo de las donantes terminó en abuso de algunas clínicas.

La demanda como decimos sigue aumentando, y es que, por desgracia, hay personas para las cuales la donación supone solo un negocio. Por este motivo creemos que es realmente seleccionar un buen centro para hacer este tipo de donaciones.

¿Cómo elegir la mejor clínica para donar óvulos en España?

Desde Ividona, líderes en nuestro país en reproducción asistida, creen que los donantes que buscan seguridad deben buscar una clínica que les genere confianza, no deja de ser una donación de algo muy íntimo y deben tener la seguridad de que están en buenas manos.

Por este motivo lo mejor es investigar en la red de redes, ver qué clínica tienen más próxima o tiene los mejores especialistas, así como las infraestructuras de nivel para que así se pueda realizar la donación de óvulos de la mejor manera.

Lo cierto es que con la gran solidaridad que existe por parte de muchas mujeres, combinado con el alto nivel de centros que hay en España, multitud de mujeres han podido llevar a cabo el sueño de ser madres, teniendo un hijo propio y sintiéndose felices con los resultados.

Cuando hay que elegir la clínica, lo mejor es que la misma tenga un acompañamiento a la persona donante en la totalidad del proceso. Debemos saber que la ley española ha establecido que los donantes deben recibir una compensación de carácter económico para resarcir a la persona que dona por la totalidad de gastos que se derivan del proceso en el que se producen la donación.

Qué duda cabe que lo más recomendable es que todas las mujeres que pasen por la clínica que elijan deberán sentirse seguras y atendidas siempre.

¿Cómo es normalmente el proceso de donación?

Los procesos de donación de óvulos suelen ser bastante sencillos y carecen de riesgo para la salud de las personas donantes. En la primer consulta, el equipo suele hacer a la donante una prueba, acompañada de una entrevista para saber cómo se encuentra de salud y luego proceder a explicar detalladamente como es el proceso en cuestión, así como responder a todas y cada una de las pruebas.

La paciente de la clínica no tiene obligación de nada, pues es una acción que se realiza de manera voluntaria y donde el altruismo es el principal motor. Si está conforme con ello, la paciente tendrá que firmar el consentimiento y podrá comenzar con el proceso.

¿Cómo son las pruebas que se hacen a las personas donantes?

El cariotipo es una prueba en la que cuál se puede ver cómo es el estado de los cromosomas. Además, se realiza el análisis genético, donde se analizan más de seis centenares de enfermedades de origen genético, pudiendo descartar muchas enfermedades que de otra forma podría heredar el bebé futuro.

Se realizan análisis de sangre, los cuáles son bastante útiles cuando se quieren descartar determinadas enfermedades o infecciones. Lo mismo podemos decir de las ecografías, donde se puede comprobar que todo funciona a la perfección.

Además, también se hace una exploración de carácter ginecológico, donde se determinará cómo se encuentran los ovarios a nivel de salud y podrá comenzarse con la estimulación de los mismos.

Se produce también una evaluación en lo psicológico de la propia paciente, para ver si la donación de óvulos pudiera ser una experiencia altamente positiva para ella o lo contrario.

El proceso de estimulación

En cuanto conocemos los resultados provenientes de los análisis es cuando comienza la estimulación de los ovarios, que puede llegar a extenderse hasta 12 días, en un lapso de tiempo donde la donante va a ser tratada con hormonas, para poder estimular los ovarios y que así se preparen para el día en el cual se produzca la punción. La paciente es la que va a poder elegir si se va a realizar el tratamiento de estimulación en la clínica o prefiere su hogar. Todo depende de cada paciente.

En este sentido, de lo que se trata es de que en vez expulsar un óvulo mensualmente, el cuerpo de la donante haga que maduren un número mayor de óvulos. Por todo ello, el paciente no va a perder óvulos y tampoco va a ser impedimentos para contar con hijos o hijas de cara al futuro.

En el momento en que aparezca la menstruación, es cuando empieza el tratamiento con hormonas, que va a ser seguido de forma por el personal de la clínica por la que opte, pues son ellos los que tienen que monitorizar el proceso para ver cómo evoluciona.

Una muestra de la adaptación a los tiempos

En España estamos muy avanzados en el terreno de la reproducción asistida y otras soluciones a nivel reproductivo. Por este motivo, no son pocas las parejas que vienen de otros partes del mundo, especialmente de la Unión Europea cuando en sus países no se produce esta posibilidad.

Todos sabemos que es cuestión de tiempo y de que superen los muros religiosos en algunos países para que las personas que quieran puedan proceder a donar sus óvulos o a que se facilite el que una pareja heterosexual o homosexual puedan tener un hijo si así lo desean.

Esperemos que todos estos avances lleguen a cada vez más países, pero mientras en España podemos congraciarnos, pues los avances en este sentido son importantes y hacen que el nivel de las clínicas sea especialmente alto. De todas maneras, siempre recomendamos elegir cuidadosamente la clínica por la que apostemos.