Facebook

Twitter

Linked In

¿Cómo elegir la marca de tus joyas?

¿Cómo elegir la marca de tus joyas?

La joyería, una de las industrias más tradicionales del mundo, siempre ha gozado de la más alta estima por el público femenino, aunque no se puede negar que son muchos los hombres que también gozan de usar una buena joya.

Hoy en día, por ejemplo, son muchas las marcas grandes y pequeñas, que ofrecen sus creaciones en el mercado, en variedad de diseños y precios. Por esto, al ir a adquirir una nueva joya, ya sea para nosotros mismos o para dar un regalo a una persona especial, nos preguntamos como elegir la ideal entre tantas opciones.

En lo que tiene que ver con la joya en sí, siempre la respuesta vendrá ligada a los gustos y personalidad de quien vaya a lucir la pieza, pero en cuanto a la marca a la que nos vamos a dirigir para hacer nuestra compra, debemos tomar otra postura.

Muchas veces tiene que ver con una decisión personal, enfocándonos en la personalidad que refleja la marca, lo identificados que nos sentimos con ellas, el diseño de sus productos y lo mucho que puedan gustarnos, el presupuesto que nos exija, entre otros. Pero, si que muchas veces la elección se va a basar en la tradición y reputación que la marca se haya creado, la cual solo podemos conocer informándonos un poco a cerca de la historia de la misma.

Para ayudarte, aquí hemos enlistado a las diez mejores marcas de joyería de lujo con la ayuda de la tienda de joyas online Serranos Joyeros.

Mikimoto

La primera en la lista es esta compañía joyera de origen japones que solemos ver vistiendo a las superestrellas y en las pasarelas más famosas del mundo.

Su fundador fue Kōkichi Mikimoto, quien utilizó sus conocimientos en el cultivo de perlas familiar y lo unió a los avances tecnológicos para realizar su arte joyero, hasta convertirse hoy en día en la marca más destacada de joyas con perlas, el accesorio más clásico e imprescindible en el armario de cualquier mujer.

Graff

 

Esta marca joyera fue creada en 1960 por Lawrence Graff y comenzó operando como un pequeño taller en donde se elaboraban  joyas personalizadas, caras y exclusivas. Hoy en día, siguen siendo igual de exclusivos, pero cuentan con una gran fama y un equipo con los mejores joyeros y decoradores del mundo.

Las creaciones de esta compañía se caracterizan por tener un gran y brillante diamante tallado mano en el centro de las mismas, esto debido a que el propietario de la marca siente una gran fascinación por los “mejores amigos de toda chica”.

Buccellati

La marca Buccellati  nació en Milán (Italia) en 1919, con la finalidad de satisfacer las exigencias de un sector muy exclusivo.

Se caracteriza por utilizar oro y platino en sus creaciones, además de los diamantes, esmeraldas y zafiros más puros. No obstante, su sello característico es que ofrecen piezas con diseños únicos y exclusivo de los que se elabora una sola copia. Quizá por esto es que los primeros compradores de esta marca son las personalidades incluidas en la lista Forbes.

Harry Winston

Se trata de una compañía familiar creada en 1890 y que en sus inicios solía especializarse en el diseño de relojes de pulsera de élite. Luego, fue comenzndo a incursiona en el diseño de joyas con un toque de elegancia excepcional, que incluso, muchas veces suele llegar hasta el punto de la  extravagancia, por lo que suelen ser las favoritas de las estrellas que desfilan por la alfombra roja de los Premios de la Academia.

Joyería Pandora

Esta, quizá, es una de las marcas más conocidas en la lista, gracias a las joyas que tanta sensación han venido causando desde su primera aparición en la Dinamarca de 1982. Lo que gusta tanto de la propuesta de esta marca joyera es la originalidad de sus diseños, los cuales se basan en el ensamblaje modular. Así, se utilizan múltiples elementos que se van uniendo de la forma que la persona lo decida sobre una base que puede ser de variados materiales. De esta forma el público tiene la oportunidad de armar la joya a su gusto, dándole un toque exclusivo. Eso sin contar, que los charms de la marca se llevan como pan caliente por todo tipo de público.

Van Cleef y Arpels

Las primeras joyas de Van Cleef & Arpels Company aparecieron en 1896 sin imaginarse que se convertirían en unas de las más codiciadas del mundo. Estas se destacan por su diseño basado en la vida silvestre y en muchos casos, líneas de diseño limitadas y muy exclusivas. Así, por ejemplo, tienes sus famosos diseños de  bailarinas en miniatura hechas de platino y oro blanco, con incrustaciones de piedras preciosas.

Por otro lado, esta marca también destaca por ser la primera en utilizar transformadores de joyas, de forma que al hacerles una pequeña manipulación, las piezas pueden convertirse fácilmente en un broche.

Chopard

Solemos ver las piezas Chopard vistiendo a personalidades de la talla como Penélope Cruz, Keith Winslet y Charlize Theron, por mencionar algunas, y esta destaca por sus relojes de pulsera hechos de metales preciosos y piedras. De hecho, tanta es su reputación que hoy en día es valorada en 1.5 mil millones de dólares estadounidenses.

Tiffany

Por supuesto, esta famosa casa joyera no podía faltar en el top. Se caracteriza por entregar sus decoraciones en hermosas cajas turquesas, uno de los símbolos de la marca que arranca alaridos de emoción en todas aquellas que reciben una y saben de que se tara incluso antes de ver su contenido.

Y es que todas quieren los collares y anillos tan lacónicos y elegantes de la marca, hoy en día valorada en 3.230 millones de dólares estadounidenses y que se inmortalizaron en la historia al vestir a la diosa del cine Audrey Hepburn en una de las más aclamadas películas de la pantalla grande “Breakfast at Tiffany’s

Prada

Esta marca es verdaderamente reciente, ya que sus inicios se dieron en el 2011. Sin embargo, ya está entre las más famosas del mundo gracias a su tan estilo especial y reconocible. De hecho, ya está valorada entre los 6 y 6,4 mil millones de dólares estadounidenses.

Cartier

Cartier nación en 1847 ya en cuna oro al ser una marca pensada para la aristocracia parisina, y justamente fue así que se ganó la fama que ahora tiene, ya que este público tan exclusivo y exigente en cuanto a joyería quedó flechado con los diseños de la marca. De hecho, tanto fue el furor que ya para finales del siglo XIX, casi todas las damas y caballeros nobles usaban algunas de estas piezas; siendo el cliente más relevante el rey Eduardo VII quien le encargó a la marca la elaboración de su corona. Hoy en día, el valor de la marca se estima en $ 7,61 mil millones.

Otros aspectos a tomar en cuenta al momento de comprar una joya

  • Tipo de joya

También podemos elegir la marca a la cual vamos a acudir dependiendo del tipo de joya que estamos buscando: anillo, pendientes, colgante, broche, pulsera, etc. Esto porque algunas son más especializadas en un tipo que en otro.

  • Material

En este sentido, el material de la joya también nos llevará a elegir una casa joyera u otra, dependiendo de su oferta entre:

  • Metales: oro, plata o bronce.
  • Gemas: preciosas o sintéticas.
  • Perlas: en diferentes formas y colores.
  • Precio

Nuestro presupuesto también determinará hasta donde podamos apuntar.

  • Propósito u ocasión

La elección de la joya y la marca diseñadora también se puede elegir en función del uso que se le va a dar a la joya. ¿Será para uso diario o para un evento especial? ¿Debe ser una joya exclusiva o estamos buscando un diseño más sencillo para nuestro uso diario?

La respuesta a estas preguntas será clave, ya que la joya debe cumplir con el propósito para el que es adquirida. Por supuesto, siempre tomando en cuenta tu estilo y gustos.  Así, las joyas muy extravagantes serán perfectas para grandes eventos, mientras que podrían desentonar si son para ir a una reunión de trabajo o a una salida con las amigas.

  • La confianza que tengamos en la marca y el diseñador

Como explicamos al inicio de este artículo, cuando se trata de elegir entre marcas joyeras, siempre se toma en cuenta la confianza en la marca y el diseñado de la pieza.

Lo mejor siempre es elegir una marca con la que nos sintamos identificados y de la cual conozcamos su trayectoria y calidad, o si hablamos de una joya diseñada a medida, lo mejor es dejarla en manos de un joyero profesional de confirmada reputación.

Recuerda que la joyería es lo más sugestivo que podemos llevar puesto, por lo que es definitiva al declarar nuestra personalidad y nuestras intenciones a todos aquellos que nos vean. La joyería habla por si sola, dando cantidad de mensajes sobre la persona que la luce, por esto debemos poner especial atención a  la hora de elegirlas, ya que debemos procurar que envíe el mensaje correcto para cada ocasión.