Facebook

Twitter

Linked In

Barcelona, una referencia turística a nivel internacional

Barcelona, una referencia turística a nivel internacional

Aunque es cierto que estamos en pleno invierno y que parece que las vacaciones es algo que todavía se encuentra muy lejano, nos encontramos en un momento perfecto para empezar a pensar en todo eso que vamos a realizar de cara a los meses de verano. Y lo es porque, al hacerlo con tanto tiempo, los precios suelen estar más bajos que en épocas del año en las que la gente ya esté moviéndose en serio en pos de conseguir un alojamiento en la ciudad que tenga la intención de visitar.

Además, conviene moverse con rapidez cuando la ciudad que tenemos entre ceja y ceja es una como Barcelona, que es un lugar concurrido durante todos los meses del año ya sea por turistas españoles como por turistas de cualquier otra zona del mundo. Por eso, si la Ciudad Condal es vuestro próximo objetivo turístico, un perfecto regalo por San Valentín puede ser el de tener reservado ya uno de los mejores hoteles de la ciudad para cualquiera de los meses de verano. Seguro que es un plan que os va a llamar la atención y que os va a permitir disfrutar de unos días inolvidables sin tener que dejaros un dineral por ello.

Vamos a echar un vistazo al número de turistas que recibe una ciudad como Barcelona a lo largo del año, una cifra de la que hemos tenido constancia gracias a una noticia que fue publicada en el portal web del diario La Vanguardia. Según esta noticia, el número de turistas internacionales subió un 4’3% en el año 2018 y los ingresos que éstos dejaron también crecieron, en un 6’9% en este caso. En cuanto a números concretos, el de turistas superó los 12 millones (nada más y nada menos) y el del gasto medio por persona ascendió a los 1.112 euros. Son datos realmente espectaculares.

Otra de las cuestiones que permiten poner a Barcelona como epicentro del turismo español es que es la única ciudad española que se encuentra dentro del top 10 en lo que respecta a las urbes más visitadas de todo el mundo. En lo que respecta al resto de las ciudades de este país, solo Madrid y Sevilla, además de la Ciudad Condal, han roto la tiranía de las principales ciudades de las islas. Y es que Gran Canaria, Palma, Fuerteventura o Lanzarote se han colado entre las mejores a nivel nacional sin llegar al nivel de la capital catalana.

Un viaje a Barcelona está considerado, por muchas de las personas que han acudido a la Ciudad Condal en algún momento de su vida, como una de las mejores experiencias que han tenido en la vida. Y es que no es para menos. La mezcla entre el buen clima que tiene la ciudad, la Historia que atesora y la arquitectura de la que hace gala la convierten en una de las principales referencias turísticas, si no la principal. Hemos charlado con los responsables de uno de los hoteles de la ciudad, el Boria Barcelona, y nos han comentado que el conjunto de todas estas cosas hacen que la ciudad sea perfecta para este tipo de negocios.

La situación política no es determinante para la vida en la ciudad

Desde hace varios años, muchos medios han informado de la situación política en la ciudad indicando que el clima que se respira en la misma es de cierta inestabilidad. Lo cierto es que, aunque la situación política es compleja, la ciudad no está notando para nada ese clima del que tanto alertan los medios. Y eso lo dejan claro los datos de visitas de turistas extranjeros que os venimos comentando a lo largo de todos estos párrafos. La ciudad sigue como siempre a pesar de lo que intentan vendernos a causa de intereses políticos.

Barcelona continúa tan preciosa como siempre y así va a seguir durante los próximos años. Y es que es más el ruido y el humo que trata de venderse sobre lo que viene sucediendo en Cataluña últimamente que los problemas que realmente existen en la zona. Es de lógica pensar que, si sigue existiendo una afluencia tremenda de turistas en la zona, es porque la cosa no debe estar tan mal como la pintan. Es el mejor dato para juzgar por nosotros mismos en lugar de hacerlo de una manera equivocada y tendenciosa.

El tiempo nos va a terminar dando la razón, de eso no tenemos la más mínima duda. De hecho, ya nos la está dando. En Barcelona se respira tranquilidad y así lo va a seguir siendo. La ciudad tiene cada vez una capacidad mayor para albergar a los turistas que la reciben y continúa siendo un centro económico a nivel no solo nacional, sino también europeo. Y eso es bueno para todos y cada uno de nosotros, porque permite que nuestro país siga creciendo en la medida de lo que se espera de él.