Facebook

Twitter

Linked In

No cuidar de nuestras prendas de ropa, el principal motivo por el que se desgastan pronto

No cuidar de nuestras prendas de ropa, el principal motivo por el que se desgastan pronto

La ropa es un elemento indispensable para el ser humano por una buena cantidad de razones. Primero, porque nos permite cubrirnos del frío durante los crudos meses de invierno. En segunda instancia, porque es un elemento a través del cual una persona puede construir su propio estilo. Y es que no cabe la menor duda de que es de una importancia bastante grande tanto por una como otra razón. Y lo mejor de todo es que la ropa va ganando cada vez más importancia a medida que transcurren los años. A nadie le cabe duda alguna al respecto.

La cantidad de ropa que compramos en las sociedades avanzadas es cada año mayor. La moda es mucho más volátil que nunca. Lo que ayer era tendencia ahora está pasado de moda. Este proceder es algo que le interesa mantener a la industria y que, a buen seguro, va a seguir siendo real en los próximos años. Las ventas se mantienen constantes a lo largo del año e incluso han aumentado con respecto a años anteriores. Y es que parece ser que, cuanto más volátil es este mercado, más se ingresa en él.

Este es el motivo por el cual los españoles, de media, tiramos unos 14 kilos de ropa al año (lo cual es sinónimo de, más o menos, 34 prendas). Se trata de una información que ha sido facilitada por una noticia publicada en El Periódico. Y es que no cabe la menor duda de que hay que realizar una serie de ajustes en lo que tiene que ver con el mercado y el negocio de la moda para evitar que se produzca este tipo de situaciones. Desde luego, no cabe la menor duda de que es algo que tiene que ser tenido en cuenta por parte de todas las empresas del sector.

El portal web Xataka informaba, en otra noticia, de la cantidad de prendas de ropa que se producen cada año. Y lo cierto es que la cifra es bastante sorprendente. En total, según este medio son 150.000 millones de prendas las que se producen en el mundo. Esto nos da una gran idea del enorme volumen de negocio que hay en este sector. Teniendo en cuenta que somos alrededor de 7.000 millones de habitantes en todo el mundo, la media indica que cada uno de nosotros adquirimos 20. En las sociedades occidentales, desde luego, este número puede incluso triplicarse.

Uno de los motivos por los cuales cambiamos de prendas todos los años y vemos que lo que adquirimos ayer ya está pasado de moda es porque no cuidamos de esas prendas como deberíamos. Y mucha culpa de eso la tiene la manera en la que lavamos esa ropa. Esta es una de las inquietudes que rodea a los profesionales de una entidad como lo es Wash-up, una franquicia de lavanderías autoservicio. Según nos han comentado estas mismas personas, un elemento como lo es la lavadora (más allá del detergente o el suavizante que utilicemos) tiene una importancia realmente grande a la hora de cuidar de nuestra ropa.

Una necesidad medioambiental

No cabe la menor duda de que la reducción en la producción de ropa tendría una buena cantidad de beneficios para nuestra sociedad. Uno de ellos sería, sin duda, la reducción del número de animales que se tienen que emplear en la producción de estos elementos. La sociedad está cada vez más sensibilizada con este asunto y no cabe la menor duda de que aportar nuestro granito de arena a la hora de prevenir este tipo de cuestiones hará que la imagen que se desprenda de las empresas del sector textil mejore.

Por suerte, ya son muchas las empresas que están trabajando en este sentido y que pueden predicar con el ejemplo. Según lo que hemos podido saber, no les está funcionando nada mal esta estrategia. Y no nos cabe la menor duda de que las entidades que decidan actuar de este modo a partir de ahora van a obtener resultados similares. Tarde o temprano, seguir con la enorme producción que se está llevando a cabo en materia textil nos deparará trágicas consecuencias. Es algo que ya preveen varios de los expertos y expertas del sector.

Hay muchas cosas que cambiar y cada vez menos tiempo para actuar. El modo de actuación por parte de los usuarios debe ser el de seguir comprando ropa, sí, pero cuidando de la que ya se tiene para que nos dure más y poder sacarle rédito a esa compra. Comprar algo para que mañana esté pasado de moda es algo que terminará por no funcionar. Cuando una prenda nos guste, que nos guste en todo momento. Que solo la tengamos que dejar de usar cuando se desgaste. Y retrasar ese desgaste es posible. Hoy más que nunca. El tipo de lavadora que usemos es vital para prevenir esa situación.