Facebook

Twitter

Linked In

Lujo y moda: una combinación ideal para la ciudad de Barcelona

Lujo y moda: una combinación ideal para la ciudad de Barcelona

El sector relativo a la moda y el que tiene que ver con el lujo han estado ligados entre sí. Y así lo van a seguir estando en los próximos años. Una cosa conduce de una manera incuestionable a la otra. Y eso hace que, por ejemplo, la mayoría de los grandes diseñadores y que tienen influencia a nivel mundial decidan alojarse en grandes hoteles de lujo, o incluso organizar en ellos los desfiles de modelos para los cuales pasan meses trabajando. Son muchos los ejemplos que se están produciendo de un tiempo a esta parte y en España hemos hecho gala de algunos de ellos.

Hay ciudades en nuestro país que están acostumbradas a este tipo de cuestiones. Una de ellas es Barcelona, una ciudad que tiene una importancia capital para el mundo de la moda y que, al mismo tiempo, es una de las más potentes en lo que tiene que ver con el número de hoteles de lujo que formen parte de ella. La Ciudad Condal viene siendo un lugar de peregrinación para muchos amantes de la moda y está claro que así lo va a seguir siendo en los últimos tiempos.

La Ciudad Condal es una referencia en lo que tiene que ver con el turismo en España. Y lo es por muchas razones. Muchas personas visitan la capital catalana para disfrutar de la Sagrada Familia, sus catedrales, su puerto náutico, el Camp Nou… Pero también hay mucha gente que desembarca en la ciudad porque sabe que es uno de los estandartes de la moda no solo en España, sino también en Europa. Desde luego, lo que es evidente es que Barcelona es una referencia europea prácticamente en todos los sentidos habidos y por haber.

La página web Statista ofrecía una relación de todos los hoteles que se han encontrado situados en Barcelona durante los últimos años. En el año 2018 había un total de 427 hoteles en la ciudad, por los 118 que había en el año 1990. Los Juegos Olímpicos de 1992 marcaron un antes y un después en la vida turística de la ciudad, que ahora es mucho más turística que antes. Desde luego, no cabe la menor duda de que los Juegos tuvieron una importancia muy grande y que esa ha sido una etapa imprescindible en la vida de la ciudad.

El número de turistas también ha crecido de manera exponencial en los últimos tiempos. Según una noticia que fue publicada en el diario La Vanguardia, el número de turistas que visitó Barcelona en 2018 había crecido por encima del 5% en comparación con los datos que se tienen registrados del año 2017. Y es que no cabe duda de que la presencia internacional de Barcelona se ha multiplicado. La moda, desde luego, ha tenido su papel en lo que tiene que ver con este asunto. Es así como lo piensan los expertos en turismo de la ciudad.

La moda ha sido uno de los pilares con los que se ha sustentado el crecimiento turístico de la ciudad de Barcelona. Y el lujo ha sido otro de ellos. Ambos sectores, que están íntimamente conectados, han encontrado en la Ciudad Condal un escenario perfecto para dar rienda suelta a su amor. Tanto es así que, según nos han comentado los profesionales del Mercer Barcelona, uno de los hoteles de lujo de referencia de la ciudad, son muchos los diseñadores y diseñadoras de moda que han encontrado en sus instalaciones el lugar perfecto para organizar desfiles de modelo y ruedas de prensa.

Conservar este tipo de turismo, vital

Barcelona es una ciudad que no depende de una manera exclusiva del turismo. Pero sí que es cierto que éste es vital en la economía de la capital catalana. Por eso decimos que es muy importante que se mantengan las cifras que se vienen produciendo en lo que tiene que ver con el sector turístico barcelonés. Y, para ello, seguir siendo una ciudad importante en lo que tiene que ver con el mundo de la moda es muy importante. Y es que el turismo no solo tiene que ver con playas, calor, cultura o historia. También tiene mucho que ver con la moda. Barcelona es un ejemplo en este sentido.

De este tipo de turismo depende, en buena medida, la capacidad de la Ciudad Condal para mantenerse como una de las más importantes, en materia turística, del país y del continente. No cabe la menor duda de que la moda es fundamental en lo que tiene que ver con la actividad económica de una ciudad y que es vital mantener, sustentar y promover esa moda. En el caso de Barcelona, es evidente que el lujo es algo que también está bastante arraigado y que tiene una importancia bastante grande. A la vista está.