Facebook

Twitter

Linked In

El jamón ibérico, el producto estrella para la industria alimentaria en nuestro país

El jamón ibérico, el producto estrella para la industria alimentaria en nuestro país

Si tuviéramos que destacar un producto de los que forman parte de nuestra gastronomía más estupenda, nos harían una buena faena porque tenemos una gran cantidad de alimentos que podrían ser de referencia para cualquier posible visitante de nuestro país. Y esto es tan real como la vida misma. Y es que elegir entre la paella, el jamón, el queso o el vino, entre otras muchas cosas, es bastante complicado para cualquier tipo de persona, incluso para aquella que suela tener bastantes claras sus preferencias en todos los sentidos. Y es que con la gastronomía es bastante más difícil decidirse.

En los párrafos que siguen, nosotros sí que vamos a escoger uno de esos productos, porque es de relevancia sobre todo en el plano empresarial. Y es que el jamón ibérico, que es el protagonista del que os vamos a hablar, tiene toda una industria detrás que engloba a miles de personas y que genera una gran cantidad de dinero en el interior de nuestras fronteras. No es para menos, desde luego. No cabe la menor duda de que hay pocos productos relacionados con la alimentación que tengan una legión de seguidores como lo tienen los jamones ibéricos.

Una noticia publicada en la página web de Directo Al Paladar informaba de cuáles son las zonas con Denominación de Origen en lo que a jamón ibérico se refiere. Y lo cierto es que, como podéis ver, esas zonas ocupan una parte importante de nuestra geografía porque engloban parte de Salamanca, toda la comunidad de Extremadura, partes de las provincias de Huelva, Sevilla, Córdoba, Jaén, Granada o Ciudad Real y la provincia entera de Teruel. La verdad es que, con estos datos, es evidente por qué el jamón ibérico tiene un arraigo tan importante entre tantas personas en España.

Otra información, en este caso publicada en la web 3tres3.com, hablaba de algunos de los asuntos relativos a la producción de jamón y a su peso en la economía española. En cuanto a la producción, es necesario apuntar que se producen cada año 42 millones de jamones en todo el territorio español, siendo nuestro país el más importante del mundo en este sentido (de hecho, se produce un jamón casi por cada habitante). En cuanto a su relevancia en la economía, la noticia apunta que esta producción funciona como un «elemento dinamizador y vertebrador del territorio que facilita el mantenimiento de la población en el medio rural».

El jamón ibérico es uno de esos productos que sabemos que, con independencia de cómo esté la situación económica en nuestro país, va a ser vendido con relativa facilidad. Esto es algo que hace que su producción crezca de año en año y que nunca padezca los efectos de una crisis como tal. Nos lo comentan desde Iberjagus,  donde puedes comprar jamón ibérico de cebo online y cuyos profesionales han indicado que, ni siquiera durante los días más duros del confinamiento, decayó la venta de este tipo de productos en el interior de nuestras fronteras. Hablamos del que posiblemente es el producto más arraigado de la alimentación española.

Un futuro que está fuera de peligro

Todo el mundo sabe que el jamón ibérico y su potencia se van a mantener en España durante una cantidad tremenda de años. Parece imposible que nada pueda invadir su lugar. Ni siquiera una estupenda paella valenciana o el mejor vino riojano. Y es que el jamón ibérico, además de ser uno de los productos más típicos de nuestra tierra, podríamos decir que es un reclamo internacional. La gente no solo acude a España al sol o la playa. Una buena tapa de jamón ibérico es siempre una de las mejores maneras de disfrutar de nuestro tiempo de ocio.

El jamón ibérico es, desde luego, una de las grandes representaciones de la cultura de nuestro país. Y es evidente que es muy complicado que algo pueda adquirir una popularidad similar a la que tiene un producto como este. Lo cierto es que no es para menos. Estamos totalmente convencidos de que el trono del jamón ibérico es imposible que cambie de dueño. Los datos y los gustos de nuestros conciudadanos así nos lo están indicando y, desde luego, parece lógico pensar en que el futuro del producto por excelencia de la gastronomía española está más que a salvo.

Nos encontramos en un momento en el que la gente desea viajar no solo para conocer físicamente los lugares en los que decide pasar sus vacaciones, sino también para conocer la gastronomía de esos sitios. Y en este punto, España tiene mucho que ganar. Y es que no solo tenemos buenas playas y geniales temperaturas. También tenemos unos alimentos típicos que hacen las delicias de cualquier tipo de persona, con independencia de su sexo, su edad o condición. Nuestro país es una de las grandes envidias de este mundo.