Facebook

Twitter

Linked In

Consejos para alquilar una limusina

Consejos para alquilar una limusina

En el caso de que hayas pensado en alquilar una limusina para un evento o hacer alguna clase de recorrido, no debes olvidarte de una serie de aspectos. La elección de un vehículo adecuado no siempre es sencillo. Por todo ello, es bueno seguir una serie de consejos como nos dan los profesionales de Alquiler Limusinas Bilbao de cara a que sea más fácil para ti elegir.

Planificarlo con tiempo

Existen muchas empresas de vehículos de alquiler, donde los precios y la disponibilidad de los mismos pueden estar sometidas a muchos cambios, siempre dependiendo del país o de  la ciudad en la que se vaya a alquilar. Todo esto hace que, para el alquiler del vehículo es importante dedicar un tiempo preciso para poder encontrar la oferta más interesante.

La variedad en los modelos

Los modelos de estos coches que vas a poder encontrar van a ser los más habituales en el lugar donde realices el viaje, por lo que es posible que te ofrezcan algún tipo de marca o modelo que puedas desconocer.

De todas formas, lo verdaderamente importante es la contratación de un modelo de limusina que tenga el tamaño y características más adecuados a tus necesidades.

Siempre es importante, eso sí, que no pierdas, el norte, pues el vehículo en cuestión debe tener el tamaño y características más adecuadas a tus necesidades.

Realiza la reserva mediante internet

Cuando hagas la reserva de tu limusina con la debida antelación mediante internet, es posible ir analizando la importante oferta existente, de tal forma que puedas elegir la clase de coche que vas a necesitar, irte haciendo con ofertas y quedarte tranquilo de que cuando llegues al sitio de destino vas a tener ya el coche que quieras convenientemente reservado.

Si optas por dejarlo para el final, puede que el precio sea más caro y te tengas que conformar con el modelo que tengan en ese momento, llegando a correr el riesgo de que te quedes sin coche de alquiler.

Asegurarse de los servicios ofertados

Cada empresa de alquiler de vehículos o limusina es distinta, por lo que deberás estar bien atento a cada particular que tengas.

Conociendo más sobre el origen de las limusinas

Todos hemos visto limusinas desde hace muchos años, ahora vamos a saber algo más sobre estos vehículos tan espectaculares que suelen despertar la admiración por donde quiera que pasan y que también son sinónimo de lujo y ostentación.

Lo primero que debemos saber es que el origen de las limusinas toma el nombre de la región francesa de “Limousine”, en la que los pastores usaban una prenda de vestir que tenía capucha a fin de poder protegerse del frío y también de la lluvia.

A comienzos del siglo XIX, las familias que estaban bien posicionadas usaban coches con caballos, en especial cuando deseaban acudir a eventos de tipo social. Todo esto hace que tengamos en cuenta que, el origen de las limusinas se basa, esencialmente en la incorporación de una protección para los cocheros que lo que hacían era recordar a las capas que solían llevar dichos campesinos.

Historia de Las Limusinas

Al ser el estatus social elevado de los dueños de dichos coches, lo que pensaron es que sería ideal que los conductores de las limusinas tuviesen una especial cualificación, lo que hizo que los chóferes pasaran a ser una profesión especializada. En esta profesión era necesaria tener cultura, educación, vocación de servicio y discreción.

Un momento importante fue la llegada de los coches que funcionaban a motor, donde aparecieron las primeras limusinas a motor para sustituir a los clásicos coches a caballos. De igual forma, se asociaban también, tanto al lujo como al estatus social alto.

La diferencia principal estribaba en que la zona de pasajeros se diferenciaba y la zona del chófer que se encargaba del servicio.

El color, acostumbraba a ser negro. Ahora si que se sigue manteniendo la norma del uniforme que se hizo para el encargado de conducir y el mantenimiento.

Las limusinas actuales son realizadas partiendo del chásis de una berlina, que puede ser de varias marcas, desde Mercedes a Rolls Royce, pasando por Audi, Cadillac o Lincoln, por decir algunas. Este se corta por la mitad y pasa a alargarse hasta el límite que se recomiende en base a los soportes que sean precisos para la estabilización de la estructura en cuestión.

Para la parte del pasajero, no debemos olvidar que los asientos habituales pasan a estar sustituidos por sofás, pantallas de televisión, el clásico mueble bar y en algunos casos puede tener hasta jacuzzi.  Además de un sinfín de lujos y demás caprichos que a buen seguro satisfacen a aquellos clientes que buscan el lujo.

De igual forma, aunque el negro sigue siendo el más utilizado, ya podemos ver más colores, dese el azul marino a incluso rosa.

Este modelo se asoció siempre a personas famosas y ricas, pero sí que podemos decir que a comienzos de la década de los noventa del siglo pasado, empezaron a ser ofertados en los servicios de alquiler, por lo que en el caso de que te atraiga una limusina, vas a poder disfrutar de ella.

Después de todo lo que hemos comentado en el artículo, seguro que te ha quedado algo más claro en qué es necesario fijarse a la hora de abordar la posibilidad de alquilar una limusina. En nuestro país lo cierto es que, como no podía ser de otra forma, tienen mucho éxito las limusinas norteamericanas, aunque también hay modelos de marcas europeas como Mercedes o Audi.

Todo va a depender del tipo de limusinas que busques, pues igual que las hay que son discretas, podemos encontrar otros modelos, que son bastante más llamativos, en especial las que son usadas para las celebraciones de despedidas de solteros, donde es más habitual ver hummers, Cadillac y demás modelos del otro lado del charco.

Si te ha parecido interesante el artículo, no dudes en compartirlo con otros usuarios para que puedan disfrutar de todo lo que estos modelos pueden ofrecernos para un evento especial.