La belleza cambia, no te obsesiones

La belleza cambia, no te obsesiones
La belleza es algo muy subjetivo. Lo que para uno es bello para otro no y viceversa porque hasta un rostro que de forma generalizada puede parecerle poco agraciado al gran conjunto de nuestra sociedad, puede parecerle perfecto a otro grupo, aunque sea pequeño. Esto es así, y no hay nada que lo haya cambiado a lo largo de los siglos ni que lo vaya a cambiar ahora, aunque lo que sí es cierto es que el estereotipo de belleza de cada época siempre ha marcado un centro de lo que se considera hermoso de forma generalizada.

Las oposiciones enloquecen

Las oposiciones enloquecen
Personalmente no estoy muy a favor de contar experiencias en las que involucro a terceros en este blog, más que nada porque no sé si ellos estarían a favor o en contra de que alguien pudiera leer su vida, sin embargo y sin que sirva de precedente, os voy a contar la historia de Pablo (nombre inventado), y mía. Una historia en la que llegamos a la conclusión de que las oposiciones pueden llegar a volverte loco.

Demasiado calor en un planeta colapsado

Demasiado calor en un planeta colapsado
¿Colapsado en qué sentido? Pues probablemente en todos. Nuestro planeta está lleno de basura, en todas partes, todos los países y en todos los océanos, está colapsado. Nuestro planeta está contaminado, hay países y ciudades con más polución que otras pero la norma generalizada en este siglo es un planeta colapsado de polución. ¿Está también colapsado de población? Pues todo depende de cómo se mire. Probablemente los estudiosos te dirían que sí, pero muchos expertos han demostrado una caída de la natalidad en países occidentales que puede hacer peligrar nuestro sistema de vida.